Por un compás de cambio

Fecha de publicación: 2018-04-11 01:18:25

Ciudad de México.- Sin miedo y sin pena, don Ezequiel se abrió paso entre la multitud para entregar un paquete a Andrés Manuel López Obrador. El objetivo: acercarse al candidato de Morena para darle un disco que contenía una canción dedicada al tabasqueño y a su movimiento.

Con lunares en los brazos que dejaban ver que el tiempo ya había marcado su piel, el músico se acercó a un grupo de mujeres, todas uniformadas con chalecos color guinda, y hechos de tela que visiblemente no había costado mucho, para el calor cada una llevaba puesta una gorra blanca estampada con la palabra Morena.

Ezequiel a pantalón de rayas, que era una par de tallas más grande que la suya, logró ganarse la confianza de cada una de esas mujeres encargadas de hacer llegar a Andrés desde la México-Tacuba hasta el templete en el parque de Cañitas. El hombre solo quería acercarse para darle un presente, la instrucción de las mujeres fue clara: seguirlas, levantar la mano por encima del hombro de ellas para acercarse al Peje.

Los minutos pasaban y en repetidas instrucciones las mujeres de chaleco y gorra practicaban ser una burbuja, el medio para llevar a la estrella de rockan roll o presidente de la nación al punto pactado. A la espera sin pena ni gloria, Martí Batres, José Suárez del Real y Claudia Sheinbaum fueron recibidos, el plato fuerte del día no eran ellos.

Cuando se le pregunta a Ezequiel su edad solo ríe, dice que tiene 18 años, quienes forman la valla humana ríen, para luego pasar a decir que tiene 100 años. La banda de la que forma parte se llama Gran Minibanda, con quienes creó la canción para AMLO, paradójicamente hay que repetirle en constantes ocasiones las preguntas a Don Ezequiel, el oído ya le falla. La cifra que sí recuerda sin reparo es que 40 años son los que lleva tocando, la banda la forman 8 hombres y una dama.

Una camioneta se acerca, la prensa como un águila que espera a su presa se olvida de los demás, saben por quién van. Los ojos de Don Ezequiel se tornan con desconcierto, las mujeres empiezan a hablar, no saben si el hombre logrará acercarse. Andrés desciende del vehículo, camina y se escuchan los gritos de sus seguidores, las mujeres se toman de los brazos como romanos de iztapalapa cuidando a que Cristo llegue a la cruz.

Se forma la burbuja, cuidan a AMLO, lo encaminan y Ezequiel se acerca, estira la mano, lo toca, está muy cerca, sus ojos se clavan en el objetivo. Andrés estira la mano derecha, el músico lo ha logrado, el paquete fue sido entregado, el candidato lo toma y mira lo que hay en la portada.


Contacto:

¿Tienes alguna pregunta o deseas suscribirte? ¡Contáctanos!

Contacto




Derechos reservados © Obturador.mx | Política de privacidad | Términos de uso