Caminos de búsqueda

Fecha de publicación: 2018-03-07 00:26:31

JOJUTLA, MORELOS 06/03/2018 No hay mayor incertidumbre que las ausencias no deseadas, la caminata más larga es aquella que se hace con una fotografía a cuestas de un hijo, una madre, padre o hermano con la rúbrica de: «Desaparecido» y no hay silencio más pesado que el no escuchar la voz de quien se ama.

Familias enteras, determinadas en traer de vuelta a casa aquel que hace falta, decidieron organizarse en caravanas para realizar las búsquedas a través de todo el país.
En la tercera edició al visitar el estado de Morelos, en donde acudieron al penal estatal de Jojutla, para mostrarle a los casi 300 varones internos y a las 49 mujeres que residen en la prisión

Un espacio circular, al estilo del Coliseo, con celdas numeradas que albergan hasta cinco reclusos cada una, un patio que al centro muestra un par de canastas de basketball y en media luna y formación solemne todos los reclusos expectantes ante una actividad fuera de la rutina del día a día, hoy se presentarían ante ellos 18 víctimas con un familiar desaparecido, para mostrarles una extensa serie de fotografías, con la esperanza que alguno de los reclusos pudiera dar alguna seña del paradero.

Enfundados en sus ropas amarillas, en las playeras al frente muestran su número de interno y el año en el que fueron ingresados, en la parte trasera en letras mayúsculas su condición, ya sea procesado o condenado. Desfilaban uno a uno frente a las fichas de búsqueda.

Una mujer mira a los ojos a los miembros de la caravana y con voz tímida suelta: «ánimo, espero que los encuentren», un gesto de simpatía que fue bien recibido.

En el turno de los hombres; pasaban, miraban y regresaban a sus dormitorios. Hasta que un ápice de esperanza se asomó, un hombre que roza los 30 años dijo: « yo lo reconozco, yo era Federal como él», inmediatamente se le separó del grupo para que diera su testimonio.

Se perfilaba el final de la actividad, cuando uno de los internos con timidez pidió acercarse a los miembros de la caravana.«Yo también tengo un hijo desaparecido, lo busqué por 11 meses, pero caí aquí, será posible que les deje su foto y me ayuden a encontrarlo». Fue a su celda y regresó con un folder azul en su interior estaba una fotografía maltratada por el tiempo, en la parte trasera le pedía a su hijo perdón por no haberlo cuidado lo suficiente y una nota en la que él aseguraba que es inocente.

En nuestro país, según cifras oficiales son más de 38 mil personas están en calidad de desaparecidos, dejando a muchas familias profundamente lastimadas, lanzandolas a una constante lucha para dar con el paradero de los suyos.


Contacto:

¿Tienes alguna pregunta o deseas suscribirte? ¡Contáctanos!

Contacto




Derechos reservados © Obturador.mx | Política de privacidad | Términos de uso